Monday, August 14, 2006

Adopción

Adopción de un niño o niña

Debido a que la ley judía no considera a los niños como propiedad de sus padres, la noción de transferir el derecho sobre el niño a otra persona a través de la adopción, simplemente no existe. La ley judía considera la relación entre los padres naturales y sus descendientes como algo irrevocable.
Sin embargo, se reconoce la idea de una paternidad espiritual. "Aquel que crió al hijo de otra persona, es considerado como si efectivamente hubiera traído el niño al mundo" (Meguilá 13a, Sanhedrín 9b). Uno de los actos más nobles de caridad consiste en dar cariño y amor a niños cuyos padres no quieren o no pueden cumplir con sus obligaciones hacia sus hijos.
Adopción de un niño o niña judíos

La adopción de un niño judío no cambia su status religioso de cohén, levita o israelíta, y tampoco modifica los criterios que deter–minan si debe tener lugar el Pidion Habén. Si se sabe que el padre natural del niño es o fue un cohén o un el levita, el niño debe conservar esa característica, incluso si el padre adoptivo no tiene esa clasificación.
Adopción de un niño o niña no judíos

Un niño de madre no judía, sin importar quien fue el padre, tiene el status de un no judío según la ley judía.
La adopción civil o legal de ese niño por parte de una pareja judía no confiere automáticamente al niño el status religioso de judío.
Para que un niño adoptado no judío pueda ser considerado como judío según la religión, debe ser sometido a una conversión formal. Incluso si el niño es criado como judío, y se convierte en una persona ultra religiosa, ultra ortodoxa cuya fe judía está fuera de toda duda, cuyo sentimiento religioso judío no tiene reservas y cuya devoción y lealtad al pueblo judío son incuestionables, se le niega el status legal de judío si no fue sometido al rito de la conversión.
El mero hecho de dar un nombre idish o hebreo al niño adoptado no judío, incluso si la oración se recita en la sinagoga, no posee consecuencias religiosas de ninguna clase y no modifica el status de no judío.